domingo, 26 de octubre de 2008

Constelaciones Familiares



Constelaciones Familiares es un trabajo de terapia sistémica descubierto y desarrollado por Bert Hellinger (foto al inicio del texto).

Básicamente, el trabajo en constelaciones familiares consiste en elegir representates para la persona que está realizando el trabajo y los otros implicados en el tema de que se trate, normalmente la familia de origen, es decir: padre, madre y hermanos/as. También puede tratarse de un sistema a nivel laboral u otros, o de un objeto ya sea concreto o abstracto (empresa, dinero, herencia, secreto, soledad, miedo, religión, etc...). Lo cierto es que todos los temas suelen pasar por la familia de origen en algún momento de la constelación, pues se parte de que la persona es mitad de su padre y mitad de su madre, y es por ahí por donde le llega la vida, y con ello, todo. Es decir, si una persona no acepta a su padre y a su madre, muertos o vivos, no puede tomar la vida, está cerrado a lo bueno de la vida. Así, una persona que cree estar realizando una vida independiente en un lugar lejano e incluso aislado de su familia, está reproduciendo una y otra vez lo que ocurre internamente en el sistema. Sólo hay un padre y una madre para cada persona, por mejores o peores que puedan parecer son sus padres, y sólo aceptándoles y dándoles "la honra", reconociendo que existimos gracias a ellos, podemos poner orden en todo lo demás, en realidad, en nuestro interior.



Hellinger describe ciertos órdenes para la energía que circula a través de la familia, para el amor. El trabajo gira en torno a la paz, el amor, el perdón como reconciliación. Se trata de devolver el equilibrio al sistema. Funciona según ciertas leyes de compensación por las cuales si el sistema (la familia a nivel global) se desequilibra, sufre un trauma, causa un trauma, etc., buscará el equilibrio de nuevo compensándose por otro lado. Así, un crimen cuyo perpetrador resulta impune, por muy secreto que sea en la familia, se cobra una víctima en los descendientes de dicho perpetrador, recobrándose el equilibrio. Víctimas y perpetradores quedan unidos y, aunque este tema concreto es bastante controvertido y puede funcionar de formas muy diferentes, con lo cual hay que ver qué movimiento está teniendo lugar en cada caso, sólo se podrá recobrar de nuevo el equilibrio cuando víctimas y perpetradores yacen juntos, cuando los perpetradores reconocen a sus víctimas como sus iguales (personas) y expresan su arrepentimiento.

Las energías excluidas tienen mucha fuerza en el sistema; los secretos familiares, en este sentido, son fuerzas muy fuertes que están causando un desequilibrio, aunque ninguno de los integrantes en la parte del sistema que se está tratando conozca siquiera su existencia. También aquellos miembros de la familia que han sido negados, pues todo miembro de la familia tiene derecho de pertenencia por el simple hecho de existir, no reconocerlo causa un desequilibrio de igual magnitud (cuando se habla de las típicas "ovejas negras", cuando un miembro abandona a su familia y forma una segunda familia en otra parte - por ejemplo, un marido que abandona esposa e hijos y tiene hijos con una segunda mujer en otro país -, etc.).



Otros hechos importantes a nivel sistémico son la pérdida del padre o la madre demasiado tempranas (menos de 20 años), un hermano o hermana muerta (ya sea durante el embarazo - compartido en caso de embarazos múltiples, muchos de ellos desconocidos para todos por perderse un segundo o tercer embrión en los primeros meses- o nacido y muerto joven. También hay que tener cuidado de que el siguiente hijo no venga a sustituirlo - sin darnos cuenta -, en ese sentido es desaconsejable poner el mismo nombre del difunto). El arrebatamiento de nuestros bienes o herencias, el expolio de un pueblo por parte de otro, la esclavitud, las guerras (toda persona que va a una guerra va a matar, quiera o no, hay muertos por ambos bandos, así que cuando hay una guerra, siempre pierden todos), cualquier abuso importante como los descritos anteriormente.

Ciertamente, es un trabajo muy curioso, su funcionamiento - explicado a nivel de física cuántica - lo diferencia del resto de terapias, claro está, tómese esto a nivel anecdótico y no como clave de su importancia o como objeto del mismo. Sí que puede ser útil en este nivel para expandir la conciencia, para ampliar nuestra imagen sobre la realidad que creemos que vivimos. De hecho, es como una representación de la realidad, tipo laboratorio en donde se recrea el funcionamiento de una parte concreta de la realidad con otros aparatos (en el caso de un laboratorio científico), etc. que se comportan como lo harían los fenómenos reales observados. Aquí sucede lo mismo, es muy interesante comprobar como los representantes se comportan igual que sus representados, a veces somatizando molestias corporales similares, diciendo frases típicas, reproduciendo sus gestos comportamentales, aun cuando no saben a quienes representan ni los conocen. La ventaja es que también devuelven (es lo primero que devuelven) el movimiento de la energía del sistema. El objeto del trabajo es traer a la conciencia de la persona la dinámica profunda, el movimiento a nivel del alma de la familia o situación de que se trate. En este sentido, nos muestra una especie de radiografía. La imagen cae en el alma de la persona que está constelando y ahí hará su trabajo, a veces con efectos muy rápidos en su vida, otras no. Trabaja hasta año o año y medio después de haberse realizado el trabajo. No es aconsejable comentar los resultados de una constelación con otras personas, interpretar o dejarse interpretar, etc. Hay que dejar que haga su trabajo en la oscuridad, que la semilla brote.




Se utilizan ciertas frases de orden, como:

"Yo soy la grande, tú la pequeña": Por ejemplo, una madre a una hija, cuando ésta ocupa su lugar, se responsabiliza de cosas impropias de su edad o toma su dolor. El dolor y la culpa también forman parte de la dignidad de la persona y debe llevar cada cual el suyo. Cuando otro miembro de la familia lo toma "por amor" debe devolverlo para restablecer el orden.

"Vosotros sois los grandes y yo el pequeño, vosotros dais y yo recibo" Por ejemplo, para un hijo a sus padres.

"Yo te doy la honra": Suele acompañarse de una reverencia.

"Lo siento": El perdón revierte sobre el otro la acción, el tener - encima - que perdonar, y libera al "culpable" de hacer nada; lo adecuado es "lo siento", así la acción, el trabajo, el sentir ese dolor o el movimiento interno lo lleva la persona que cometió el acto.

"Los niños siempre sois inocentes": Cuando nacemos, nuestra psique está totalmente desprotegida, abierta al mundo, y además nuestra supervivencia depende completamente de la pertenencia a la familia, para poder ser queridos, alimentados, cuidados, etc., así que por amor (infinito amor a nuestros padres, aunque externamente - ya más adultos - pensemos o manifestemos todo lo contrario es éste el movimiento interno) tomamos sobre nosotros su dolor por cosas completamente desconocidas para nosotros, puede que incluso para ellos, que lo hayan tomado a su vez de sus progenitores.

Todos estos equilibrios se traducen en nuestra realidad conocida como dolor, sentimiento de culpa, repetición de patrones de conducta por más que tratemos de hacer otra cosa, aprender para ello o incluso someternos a terapia conductual. Podemos pasar años dando vueltas en una consulta psicológica para desenredar algún área de nuestra vida sin poder conseguir realmente liberarnos de la pauta en sí. Este trabajo va "directo al grano", se va a mover lo que realmente sucede en el fondo, cosas en muchos de los casos totalmente desconocidos para la persona que realiza esta terapia, por lo cual es importante que recabe información de su historia familiar antes de comenzar, sobre todo de aquellos hechos importantes a nivel sistémico; también suele suceder que a medida que realiza el trabajo sorprendentemente le va llegando esa información o se desvela algo que llevaba años tapado.

Cuando se consigue deshacer un enredo familiar de este tipo en una constelación, todos experimentan alivio, luego se van produciendo los cambios de forma natural. También para las personas representadas que no están allí, incluso aunque estos desconozcan que se está realizando este trabajo.

Personalmente, he participado en varios talleres de constelaciones familiares, a cargo de Rocío Palacios y Alexander Poraj, ambos magníficos profesionales. Los resultados siempre han sido positivos y esclarecedores; la experiencia profunda y duradera.

Fragmentos de "La paz inicia en el alma", Bert Hellinger, editorial Herder:

"¿Cuál es el significado de paz?

La paz es:
  • La reunificación de cosas opuestas.

  • El reconocimiento por ambos bandos de todo lo que previamente estaba excluido.

  • Cuando la fuente de las batallas, las heridas, las guerras, o aun quizá la extermianción, guarda luto por las víctimas de ambos bandos y se aflige por el sufrimiento que se han infligido mutuamente.

La paz inicia en tu alma

Todo lo que anteriormente hemos juzgado, lamentado y reprimido en nosotros mismos, ahora puede tomar su lugar por derecho junto a todo lo que hemos aprobado. Puede ser reconocido - incluso amado - por su significado, sus consecuencias y sus contribuciones en nuestro crecimiento.

Esto nos exige dejar atrás el ideal de la inocencia. La inocencia no nos reta ni nos apoya, y prefiere sufrir y no actuar; prefiere permanecer como niño en vez de crecer.

La paz continúa en la familia

Muchas familias procuran mantener la inocencia y están, por ejemplo, demasiado preocupadas con las apariencias (...). Se ocultan y se reprimen, e incluso eliminan cualquier cosa que ponga en peligro su ideal de inocencia. En la lucha por permanecer inocentes engendran su propia culpa. (...)

La paz en familia no es simple y cómoda. Los que desean la paz y la buscan, deben afrontar dificultades, dolor y culpa. Deben encontrar un lugar en su alma para cada miembro de la familia, aun para aquellos que no entran en el ideal o los límites aceptables de la famlia. (...)

La paz nunca está completa ni terminada

La paz eterna, que muchos sueñan, sería estancamiento. Sin embargo, la paz sí lleva algo a su final: eso que anteriormente exigía energía para el conflicto, se retrae con naturalidad. Es importante permitir que el conflicto se retraiga, o se reactivará después de haber sido resuelto. ¿Qué reactiva el conflicto? Los recuerdos. Por eso ebe permitirse a lo que ya pasó que descanse en paz.

(...)

En las constelaciones familiares, el trabajo de reconciliación inicia en el alma del individuo y en la de la familia. Cuando allí se logra reconciliar, entonces puede extenderse a grupos y contextos más grandes. Por eso tenemos que permanecer modestos y concientes de nuestras limitaciones cuando hacemos constelaciones familiares. Una paz buena y perdurable está más allá del alcance de nuestras buenas intenciones. Cuando ocurra, la experimentaremos como un regalo."



El amor en la pareja.


Extracto de entrevista a Bert Hellinger publicada en la revista "Mente sana", nº41.

"Los 3 pilares del amor en pareja:

Aceptación.

Significa querer sin imágenes preconcebidas de cómo debería ser la otra persona. Cada uno es una obra de arte perfecta. El sí, como aceptación, es la base de la relación de pareja. Cada mirada, cada gesto, ha de transmitir nuestro agrado.

Sentimiento.

"Por favor" es una expresión poderosa. Unida a un tono sincero, cualquier frase que la contenga predispone a actuar con el corazón, con sentimiento. Además, permite al otro hacer algo por nosotros y eso repercute también en su bienestar.

Generosidad.

Dar las gracias no es sólo una formalidad, indica también reconocimiento, agraecimiento y generosidad. Si convertimos en un hábito el dar las gracias al otro por el cariño que recibimos, la vibración de la relación amorosa aumenta.



Cita de Bert Hellinger en "Lograr el amor en la pareja", editorial Herder y Paidós (Johannes Neuhauser -ed.-):

"Lo perfecto no ejerce ninguna atracción sobre nosotros. Descansa en sí mismo, lejos de la vida normal. Únicamente podemos amar lo imperfecto."


Libro recomendado (aparte de los que recogen el trabajo de Bert Hellinger, pueden encontrarse algunos de ellos en el enlace con su bibliografía):



Enlaces:

Asociación española de Constelaciones Familiares.

Página principal de Bert Hellinger.

Páginas españolas sitio oficial Bert Hellinger.

Bibliografía de Bert Hellinger.

Asociación Europea de Consultoría Sistémica.

constelaciones-familiares.org

Instituto Francés de Constelaciones Familiares y Sistémicas.








Constelación Familiar con Idris Lahore - Parte I (francés subtitulado en inglés)









Constelaciones Familiares con Idris Lahore - Parte II (francés subtitulado en inglés)


Enlaces en España sobre Constelaciones Familiares (Cecilio Rojo)

Origen e historia de las constelaciones familiares (artículo)

Constelaciones familiares - Vedanta Suravi









Vedanta Suravi - Relaciones de pareja

Institut Gestalt