viernes, 31 de octubre de 2008

Codependencia

Artículo publicado en:
http://www.saborysalud.com/content/articles/45/1/Codependencia/Paacuteginas1.html

CODEPENDENCIA

Laura ÁlvarezPsicóloga Clínica
mailto:Clínicalalvarez@saborysalud.com

¿Cuantas veces ha escuchado esta frase: “ nunca había sido tan feliz, estar enamorado es la fuente de mi felicidad” ? Pero, ¿qué sucede cuando esa relación se acaba?, mi mundo se desborda, y la felicidad desaparece. Eso sucede en las relaciones de codependencia, en las cuales se deposita en el otro que me haga feliz. Como lo menciona la autora Chiquinquirá Blandón en su libro Manual para Desenamorarse, “en las relaciones de codependencia la persona da más de sí mismo al otro, dedicando todo su tiempo y energía para mantener los estados de exaltación en su relación, trata cada día de consumir más dosis para ser feliz, entrando en el círculo vicioso del adicto, con sentimientos de exaltación cuando se está bajo los efectos del embriagante y bajos cuando el embriagante se retira.” Actualmente el término codependencia es muy sonado, es común escuchar hablar de relaciones codependientes, las cuales lejos de ayudarnos a crecer como seres humanos nos llevan a destruirnos. Las relaciones codependientes son aquellas en las cuales la vida de la persona gira alrededor de algo, o alguien, son personas que viven la vida de los otros como si fueran ellos mismos. Como lo define Melody Beattie en su libro Ya no seas Codependiente “los codependientes son aquellos que permiten que su vida se vea afectada por la conducta de otra persona, y están obsesionados tratando de controlar esa conducta.” Son relaciones que producen esclavitud, como refiere el autor Walter Riso en su libro Amar o Depender, la palabra codependencia proviene de con(necesario)y dependiente(esclavitud) es ser compañero en una dependencia”. Dentro de las características de las personas codependientes se menciona que son controladoras, manipuladoras, indirectas, se les dificulta comunicarse, tienen dificultad para expresar emociones, generan sentimientos de culpa a las demás personas, son individuos que reaccionan ante las situaciones pero no resuelven, no son espontáneos pues tienen que tener las cosas bajo su control, sus relaciones generan ansiedad, y provocan que su vida dependa de otros y no de ellos mismos. Algunos autores hablan de que la codependencia es una enfermedad, otros refieren que los codependientes son “adictos afectivos, los cuales dependen de otros para vivir, buscan gratificación en los otros como los adictos a la droga. Son individuos que sienten un gran temor al abandono, necesitan aferrarse a otros inclusive aún cuando la compañía les cause dolor. Por otro lado el compañero del codependiente, estimula y propicia las conductas adictivas porque a la vez él es dependiente y las necesita para afirmarse a él mismo. Este tipo de conductas las ejecutan las personas sin darse cuenta, pues han sido conductas adquiridas a lo largo de su vida. Pero llega el momento en que uno de los dos empieza a romper este patrón, inicia el alejamiento y produce la crisis, lo que los lleva a cuestionarse, buscar ayuda y descubrir los patrones adictivos.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, es la primera vez que leo este blog.
Llego a el en cierto modo en busqueda de mi situacion actual
Algo rara: enamoramiento pasado, fallo en el presente (el futuro del pasado en el que puse tantas expectativas).
Deje mi relacion en favor de mi actual presente, que fue un gran fiasco.
pasaron 20 años.
Ahora, y desde hace 8 cada vez la recuerdo mas: camino por las calles que caminabamos, visito los lugares que ibamos, incluso contemplo desde fuera uno a uno los pisos donde vivia.
Leo y releo los versos que me prestaba, de Salinas.
Tambien sus cartas.
Incluso pense en llamarla, en plan "hola, cuanto tiempo, como estas"
A veces creo que estoy al borde de la locura.
Un saludo.

PERDIDA DE HIJOS dijo...

Me gusta mucho tú blog, me podrías decir donde puedo encontrar el libro dentro y fuera del tarro de basura, soy de venezuela.Yuraima

Silvia dijo...

Hola, el libro "Dentro y fuera del tarro de la basura" es de la Editorial Cuatro Vientos.

Aquí hay algunos enlaces para comprarlo, por si no pudieras adquirirlo directamente en librerías:

http://www.cuatrovientos.net/gestalt/dentroyfuera.html

http://www.gandhi.com.mx/index.cfm/id/Producto/dept/Libros/pid/222361

https://www.amazon.com/s/ref=nb_ss_gw?url=search-alias%3Daps&field-keywords=dentro+y+fuera+del+tarro+de+la+basura&x=18&y=18

Yo he utilizado otras veces con buenos resultados:
https://www.amazon.com/
http://www.amares.com/

Espero tengas suerte.

Besos!

Ariam Ram dijo...

Hola Silvia, nunca entré en esta página tuya, es un artículo realmente interesante. Y desgraciadamente certero, el vampirismo y la dependencia emocional están desgraciadamente a la orden del día, a veces no son sólo los sujetos los que actúan así por naturaleza sino las circunstancias, pues creo que todos podemos ser potencialmente cualquier cosa por muy disparatada que pueda parecernos.

Ante casos así el ejercicio del reconocimiento y autoanálisis es fundamental aunque tremendamente duro.

Lo que sí tengo más que claro a estas alturas de mi vida es que cuando una relación nos llena el tiempo y la mente, genera dependencia y nos lleva a alcanzar graves estados de ansiedad está completamente enferma y la única solución es "salir por patas" y procurar curarse tratando de evadir las contínuas tendencias a la culpabilidad.

Gracias.

Muy bueno.

Me ha encantado leerlo.

Besazo,

Mar.

Silvia dijo...

Hola, Mar!

Es una sorpresa encontrarte en esta calle, y una enorme alegría, gracias por todo esto que me dices.

En cuanto al tema, sí... es complicado. ¿Qué hace exactamente que por unas personas sintamos un sano cariño y/o atracción sexual y que por otras sintamos más bien ¡ansiedad! Ansiedad pura y dura, desesperación por conservar no se sabe qué exactamente como está o intentar elevarlo al más alto (e imaginario) estado de totalidad totalitaria?

Yo no me atrevería a reducirlo a un complejo cúmulo de sentimientos, creencias y demás herencias que arrastramos más las que nos vamos poniendo; ni tampoco que sencillamente estemos de alguna manera trayendo energías excluidas al sistema (constelaciones familiares) o cualquier otra teoría y ya...

Para mí sigue siendo un fenómeno complicado, sin una sola explicación válida, o quizá lo sean todas, pero no siempre estemos en el mismo momento y con la misma claridad.

Sí creo que mientras más información sobre nosotros mismos, sobre este tipo de dinámicas, cómo reconocerlas y cómo actuar, MEJOR. Sigo escarbando con mi palita, hay peores lacras en este mundo (desgraciadamente) pero esta es la que más me preocupa!

Y aligerando un poco... ¡Has cambiado de foto! Chica, qué maja!

Besazos, guapísima.,

(Me encanta que me hagas hablar, para eso eres única ;)

PD. Ah, también creo que sí que llevamos a todo el repertorio de personajes dentro. Quizá somos lo que en cada momento nos toca, y no hay culpables ni inocentes, sino algún loco cósmico jugando a los dados con un par de planetas.

Andrea dijo...

hola silvia...lei el libro de walter riso y abri los ojos hay tantas cosas erradas acerca de este sentimiento q cuestiona tanta gente...gracias x tus aportes me ayudaron a terminar de comprender mejor todo.
exitos

Silvia dijo...

Hola, Andrea, gracias a ti por tus comentarios. El libro que mencionas lo tengo pendiente ;) y cualquier aportación en este sentido es muy bienvenida.

Yo sigo intentando comprender más, aprender más...

Mucha suerte, buen día.,

Anónimo dijo...

hola la verdad creo estar pasando por una de estas situaciones y la verda no se que hacer yo y el eramos codependiwentes de los dos pero el ya fue con una psicologa que al parecer le ayudo a resolver su problema y ya acabo nuestra realcion, tanto asi que el queria empezar otra reacion al dia siguiente que terrmino el nuestro y en estos ultimos dias me he sentido muy mal
espero puedas ayudarme

Silvia dijo...

Hola, anónimo.
Verás, este no es un consultorio, sino un blog de "recortes", de apuntes relacionados con la psicología. Yo no soy una profesional en el tema. Te recomiendo que también acudas a un buen profesional para orientarte.
Gracias.,